A ver: lo de comer bichos no es para tanto. Por ejemplo, La Roja se acaba de comer un marrón y no pasa nada. De paso, nos hemos hecho de Costa Rica, así que ya estamos en cuartos.

Y ya que hablamos de cosas ricas, hoy os traemos nuestros nuevos moldes de silicona para repostería con formas para que os preparéis a comer bichos. Y corazones. Y castillos.

Realmente comernos estos bichos va a ser muy fácil, porque como ya habréis adivinado, no están hechos de bicho, sino de postre. De qué tipo de postre, eso es cosa tuya, que al fin y al cabo eres quien los va a cocinar. Pueden ser bizcochos, magdalenas, cupcakes, galletas o, si te da por ahí, bichos de verdad.Molde silicona postres Así averiguas a qué saben.

Pero sea como sea van a estar tan ricos que más que bichos habría que nombrarles arzobichos.

Y si no quieres bichos, toma castillo. Cuando tus peques vean el flan o el bizcocho que les has preparado con el molde del castillo lo van a flipar más que un león en un buffet libre de gacelas. Lo malo es que te lo van a usar para jugar: estáis avisados. Pero no importa, porque al ser de silicona son flexibles, resistentes y a prueba de niños.

Estos increíbles moldes demuestran que el mayo francés tenía razón: la imaginación llega al poder. ¡Basta de postres aburridos! ¡Vivan los postres hechos con corazón! (Para eso está el molde de corazones).

Lo único malo que tienen estos moldes es que los postres que cocines con ellos te van a durar menos que las vacaciones de un autónomo. Pero tu satisfacción va a ser mayor que las vacaciones de Papá Noel, así que va lo uno por lo otro.

Puedes verlos en el departamento de moldes de silicona de latiendawapa.