Ah, la manzana. ¿Qué tendrá la manzana?

Algo tiene que tener, porque ya cuando Adán y Eva había una manzana por el medio. Después, a lo largo de los siglos hemos hecho de todo con ellas, desde comérnoslas a compota y sidra.

Hemos hecho la Gran Manzana, manzanas de casas e incluso las brujas la usaron para dársela a probar a Blancanieves.

De hecho, es lo que tenemos en común con los gusanos: que nos encantan.Escurre platos rojo

Claro que hoy en día todo es distinto. Hoy, cuando ves una manzana, le das la vuelta y tiene pantalla. Es que ya nada es como antes.

Por eso hoy os presentamos lo nunca visto en este siglo XXI: una manzana sin pantalla.

Porque nuestro escurridor de platos de manzana no lleva ni batería ni hay que pasarle el dedo para que funcione.

Es un escurridor de platos con el cuerpo de color, el espíritu de manzana y el alma decorativa. Y tan analógico que, como las manzanas de verdad, sólo puede ser rojo o verde. Para que tengas en tu cocina cosas no sólo útiles, sino originales.

La puedes ver aquí, mientras no se agote.

Escurreplatos con forma manzanaEscurridor platos verde