—¡Cari, cari! hay un bicho raro en la fruta. O mejor dicho, hay una fruta en el bicho raro.

—Caramba, qué raro, si he limpiado hace poco.

—Bueno, también decían que iban a limpiar los bancos de chorizos y ya ves…

—Ya, sí, eso también.Frutero cromado

—Pues es un bicho muy raro, de metal, redondo y con muchas patas. Además, ayer ví un documental con los animales más raros de mundo y este no estaba.

—Vaya… ¿y tú, no aparecías en el documental?

—Muy graciosa. En serio, que hago: ¿llamo al control de plagas?

—Que no, cari, que no te enteras, que la única plaga que hay es la de cosas chulas de latiendawapa.

Este bicho raro es un frutero de diseño, redondo, de alambre y lleno de patitas, para que nuestra fruta se quede más a gusto que un reportero del Hola! entrevistando a Letizia.

—Ah, caramba, qué ignorante soy…

—¡Huy! si yo te contara…

En fin: que sepáis que este frutero lo tenéis en el departamento de cosas de cocina de la tienda. Y si ya se ha acabado, siempre podéis navegar por otras cosas bonitas.Frutero de metal de diseño