No cuesta nada hacer las cosas con un poco de arte.

Por ejemplo, puedes ser un pollo o un pavo real. Puedes tener un coche cualquiera o un Escarabajo del 63 verde limón. Puedes mojarte si más cuando llueve o caminar bailando “Cantando bajo la lluvia”.

Puedes hacerte una tortilla  o elaborar una deconstrucción de zigoto de ave sobre lecho de fritura de tubérculos. Te puedes duchar en silencio o cantar “La donna e mobile”, o puedes hacer cine de arte y ensayo, como Krzysztof Kieślowski (es que con ese nombre, a qué te vas a dedicar…) o hacer cine de ensayo y error, como Torrente.Escurreplatos con antideslizante

Ya ves que son cosas parecidas, pero no iguales. Y la diferencia está en el arte. Porque el arte y la gracia no cuestan nada, incluso con las cosas más triviales como escurrir los platos.

Por eso en latiendawapa, siempre preocupados por la sensibilidad artística de nuestra sociedad, traemos estos escurreplatos en los que la cosa práctica, es decir, el escurrido de moléculas de H2O de la superficie de los platos mediante acción gravitatoria en sí, eso te lo hacen igual que cualquier otro, no te vamos a engañar.

Pero… con qué arte lo hacen… ufff. No se puede aguantar, como Bisbal (que literalmente, no se puede aguantar).

Así que si quieres dejar a tus platos contentos, escúrrelos con arte. Que cosas aburridas ya hay bastantes en este mundo. En el departamento de cocina de la tienda tienes estos y otros más.