Si nos fijamos bien, el Universo tiene una tendencia muy grande a organizarse él solito. Por ejemplo: cuando el Big Bang no había más que unos cuantos átomos flotando por ahí, mirándose entre ellos como diciendo… “¿y ahora qué hacemos?”Cesta de ordenación verde

Pero los dejas solos quince mil millones de años y cuando vuelves algunos de esos átomos se han organizado para formar un recuerdo de Cuenca y otros han tomado forma de Registrador de la Propiedad con bigote.

El problema es que nosotros los seres humanos tenemos la tendencia contraria, o sea, al caos, lo que se comprueba fácilmente el primer día de rebajas de Zara o en la reunión de la Comunidad de Vecinos.

Por eso latiendawapa, siempre atenta a los problemas sensibles de nuestra sociedad, llega con sus preciosas cestas de ordenación con compartimentos para acabar con el caos para siempre.

Cestitas para ordenarEstas cestas son el sueño de cualquier Ministro del Interior porque han nacido con la firme vocación de acabar con el desorden.

Y acabarán con el desorden en tu casa, en tus armarios, cajones, cómodas y estanterías. En la Comunidad de Vecinos… para eso mejor llama a la Guardia Civil.

Están primorosamente hechas con resistentes tiras multicolor sobre un armazón de metal. Las tiras son 100% poliéster y 200% buen gusto y alegría. Y tienen diversas formas y tamaños, para que combines y mezcles como quieras.

En ellas podrás organizar todos tus recuerdos de Cuenca (casas colgantes y monolito de la Ciudad Encantada incluido) y muchas cosas más.

Lamentablemente, el Registrador de la Propiedad con bigote no cabe. Si tienes alguno en casa, averigua si vive ahí. En ese caso, siéntalo en un sillón; en caso contrario deberías decirle que el despacho está en el entresuelo derecha.

Mientras duren tenéis estas cestitas en el departamento de ordenación de latiendawapa.