¡Ay,  2014…! Hace apenas un año era el futuro y ahora ya veis, el pobre. Y 2015 llega muy ufano porque es tendencia, pero dentro de un año seguro que también dimite.

Es que ya no se hacen años como los de antes, que duraban. Ahora todos se acaban a los doce meses. Como dijo el sabio: sic transit gloria mundi, que significa “jopé, cómo pasa el tiempo, a comprar las uvas otra vez”.

Pero vamos a lo nuestro, que por cierto, es lo menos original que se puede hacer un día como hoy: felicitaros el Año Nuevo. Así que,

¡feliz 2015!

Hala, listo.

Hhmmm… como hemos acabado enseguida y nos queda un montón de espacio por llenar, vamos a aprovechar para compartir con vosotros algunas dudas que nos asaltan respecto al nuevo año. Por ejemplo:

  • En la cena de Nochevieja, ¿se puede brindar directamente con el móvil? Es que así ya no lo tenemos que soltar de la mano.
  • En Bilbao, en lugar de uvas ¿toman sandías o melones?
  • Si te para la Guardia Civil y les dices que sólo has bebido una copa pero omites que la has llenado cinco veces, ¿técnicamente estás mintiendo?
  • Si Cataluña fuera independiente, ¿España la votaría en Eurovisión?
  • ¿Mola más Felipe VI o Camilo Sesto?
  • ¿Indonesia es un nombre de señora?

Ayyy… cuántas dudas. Habrá que esperar a 2016 para encontrar las respuestas. Y mientras tanto, nos despedimos con un último consejo: no te hagas selfies después del cuarto cubata. En serio.

De nada.Feliz 2015