Nuestra colección de puffs blandos se amplía con este nuevo miembro: un espléndido puff asiento redondo de 60 cm. Como todos sus hermanos de gama, tiene la piel flexible, resistente y lavable y las entrañas blandas rellenas de bolitas de esferovite.

Por sí mismo es un asiento tan perfecto que para encontrar algo mejor tienes que sentarte en el regazo de Scarlett Johansson. Pero si además lo utilizas junto a cualquiera de sus hermanos los puffs pera o de respaldo o le incluyes un complemento como el puff reposapiés el resultado será espectacular.

Y estaréis pensando: ¿Mhhhmmmm… necesito uno? Gracias por preguntar. Para resolveros las dudas os hemos preparado un pequeño cuestionario.

¿Tienes casa?
Si la respuesta es que no, es que eres azul, habitas en Pandora y vives en los árboles. En ese caso no necesitas el puff.
Si la respuesta es que sí, sigue leyendo.

¿Te sientas de vez en cuando?
Si la respuesta es que no, entonces eres el anacoreta Simeón el Estilita y en lugar de puff necesitas una columna.
Si la respuesta es que sí, sigue leyendo.Puff asiento redondo

¿Te gustan los colores vivos y alegres?
Si la respuesta es que no, entonces eres un Registrador de la Propiedad y sí, necesitas el puff para descansar un poco después de tantas oposiciones.
Si la respuesta es que sí, sigue leyendo.

¿Tienes otros de nuestros puffs blandos y quieres combinarlos con el recién llegado de la familia?
Si la respuesta es que no, ya estás tardando en ir a la tienda a revisar nuestro catálogo de puffs y empezar a elegir.
Si la respuesta es que sí, tú sí que sabes. Y sigue leyendo.

¿Quieres decorar tu casa de forma útil, alegre y sencilla?
Si la respuesta es que no… pero bueno: ¡cómo va a ser que no! O sea que la respuesta es que sí, con lo cual queda demostrado lo evidente:

efectivamente, necesitas uno de nuestros nuevos puffs redondos.

Si es que ya lo sabíamos.