Confirmado: nueve de cada diez Caperucitas Rojas entrevistadas afirmaron que de vez en cuando les gustaría ser de otro color.

Naturalmente, latiendawapa no podía mantenerse ajena a este sentir mayoritario, de modo que hemos creado la asociación Caperucitas por la Libertad de Atuendos Sobradamente Extraordinarios (C.L.A.S.E.)

Y con mucha C.L.A.S.E. hemos creado esta serie de cestas metálicas de fibra, para que las usen todas las Caperucitas del mundo que tengan inquietudes cromáticas.Canasta roja de fibra y metal

Sí, sigue habiendo la cesta roja para las más tradicionales. Pero también la hay para que saquen su lado más verde (ecologista ¿eh? no me penséis mal) e igualmente podrán vestirse de un dulce chocolate o probar con su lado más negro y gótico.

Y no sólo las Caperucitas usarán estas cestas: tú también las tienes a tu disposición, pinchando aquí, mientras no se agoten.

Cesta con aro de metal y asas de gomaSon cestas con armazón rígido de metal recubierto con un fuerte trenzado de tiras de fibra de poliéster en colores más vivos que una exposición de loros. Están rematadas con un gran aro de aluminio sobre el que se sujetan dos asas metálicas cubiertas de goma.

Caperucita las usaba para llevarle la merienda a su abuelita. Hoy en día ese uso está obsoleto porque las abuelitas de ahora ya no meriendan ni viven en el bosque, sino que quedan en pandillas para caminar y tomar Actimel.

Así que úsalas para lo que quieras: de revistero, para las labores, para archivar los propósitos de año nuevo, como guardalotodo o simplemente para decorar. El caso es que tú eliges el color y el uso.

Y que viva la biodiversidad de Caperucitas.