¿En serio? ¿Necesito un puff arcón plegable?
Por supuesto que lo necesitas. Y además, desesperadamente. No tanto como Luis Suárez marcar goles, pero casi.

¿Y cómo es que aun no lo sé?
Muy sencillo: porque todavía no has navegado por el departamento de puffs de latiendawapa.

Ah, claro. Y estos puffs arcón ¿qué tienen de particular?
Muchas cosas. Por ejemplo, que son una explosión de diseños y colores. Como si te hubieras comido un contenedor de Peta Zetas. O como el Himno a la Alegría. 

Pero sin Beethoven.Puff baúl plegado
Efectivamente, ya lo vas pillando. Y teniendo en cuenta que los vas a ver más a menudo que a Nadal mordiendo trofeos, tienen que ser muy alegres.

Vale. Y ¿para qué sirven?
Pues por ejemplo, los creativos los usan para guardar las ideas brillantes. Pero también puedes meter los juguetes del niño, y hasta el mismo niño si se tercia.

¿Y puedo guardar los disgustos que me da mi jefe?
También, pero yo esos los echaría al contenedor. Pero son muy prácticos para guardar todo tipo de objetos: ropa, libros, cachivaches, teléfonos móviles de teclas que ya no usas y recuerdos de Cuenca, por ejemplo.

¿Y además de guardar cosas me puedo sentar en ellos?
Naturalmente. Es el único habitante de tu casa al que no le importa que le pongas el trasero encima. Son muy cómodos y resistentes, y a pesar de eso, también son plegables.

¡Ahí va! También son plegables…
Claro. Si te cansas de verlos, los doblas, los guardas en la tapa, y al armario. Aunque hacer eso, con lo bonitos que son, tendría más delito que la contabilidad de un partido político.

Vaya. Pues tenían razón, necesito uno. ¿Qué hago?
Muy fácil: . Pincha sobre la foto de abajo para verlos en la tienda.

En resumen: necesitas un puff arcón… y ahora ya lo sabes.

Nota: como son tantos puffs, en lugar de muchas fotos como hacemos siempre, te dejamos solo una.

Pero muuuy larga.

Puffs baúl de polipiel