Sí, amigos; todos comemos pan.

Las personas comemos pan porque está muy rico, especialmente crujiente y calentito. Las paneras comen pan, porque para eso han venido al mundo. Pero ahora, también el diseño se alimenta de pan.

Y para demostrarlo os traemos nuestra nueva panera metálica ovalada. Porque salta a la vista que esta panera se cayó en la marmita del diseño cuando era pequeña. De hecho, es tan sofisticada que para dormirla no le leían cuentos, sino libros de Marcel Proust.

Panera metálica verdeEs una panera metálica de caja de tapa semiesférica con bisagra de apertura de 180º y bla bla bla. Pero lo más importante es que es una pequeña obra de arte para tu cocina.

Si fuera sueca tendría un nombre que acabaría en -qvist lleno de letras como Ø y Å, pero como es nuestra la hemos llamado Basis. Porque es la máxima expresión del diseño básico y efectivo.

Viene en varios colores para que decidas si te gusta más el rojo fuego, el verde tropical o el blanco celestial. Y tienes el resto de información y detalles en la tienda, mientras no se agote.

Y fíjate si es buena y resistente, que ha sido probada incluso en volcanes en erupción. Lo malo es que el probador no ha vuelto para contarlo, pero seguro que la panera resistió.

Así que… hazle un favor al diseño. Y dale pan, por caridad.