Ayer comenzamos en este post a explicaros por qué deberíais tener alfombras de bambú. Ya os hemos explicado dos motivos y ahora continuamos con el resto:

3) Es la alfombra limpia, sin pelo y sin polvo.
¿La limpieza de las alfombras te causa más estrés que un boquerón en un estanque de tiburones? Eso pasó a la historia con estas alfombras.

Son alfombras lisas, fabricadas con láminas de bambú de 15 mm de ancho que, como Antonio Lobato, no tienen pelo y por tanto no cogen polvo.

Sencillamente, las limpias con escoba, aspirador, paño húmedo o incluso fregona, con la misma facilidad que un parquet. Y te olvidas de la fauna y flora que se suele almacenar en las alfombras de pelo.Alfombra de bambú para pasillo

4) Resistencia y duración.
El bambú es un material flexible y ligero, pero a la vez muy resistente y duradero. Puede parecer increíble, pero también las hombreras eran legales en los 80. Es que el mundo está lleno de rarezas.

Pero decíamos que el bambú es tan resistente que se emplea desde hace milenios en Oriente en la construcción de grandes estructuras como puentes y edificios. Y que además, no se caían. O sea, que es fuerte.

Y en duración, vienen durando, aproximadamente, una eternidad. ¿Y cuánto dura una eternidad? diréis. Pues no tanto como Concha Velasco, pero mucho (aunque no lo hemos medido exactamente, porque la eternidad aburre, sobre todo hacia el final.)

¡Ah! además, como tienen puntos de goma antideslizante en el reverso, no se mueven de su sitio. Alfombra roja de madera

5) Economía de compra
Los precios no te los decimos aquí porque nos da la risa, aunque tienes en la tienda todos los detalles acerca de precios y medidas.

Es que hablamos de que con estas alfombras puedes llenar un salón o habitación con una gran alfombra por un puñado de euros.

Para comparar: la próxima vez que invites a cenar a tus amigos te vas a gastar más en las viandas para la cena que en la alfombra sobre la que vais a cenar. Y si de vino bebéis Gran Reserva, ni te cuento.Alfombra de láminas de bambú

6) Calidez de la madera (porque es madera)
Sí; ya sabemos que eran cinco razones, pero es que este post viene con extra bonus, como los sueldos de los consejeros de los bancos.

Porque había una sexta razón: la calidez, porque estas alfombras ofrecen todo el calor de la madera. Bueno; Rita Barberá diría el caloret, pero para entendernos.

Al fin y al cabo el bambú es madera y por tanto las alfombras de bambú son alfombras de madera, valga la redundancia. O sea, que es familiar y acogedora, como una conversación con Iñaki Gabilondo.Alfombra de bambú combinada

¿Os hemos convencido? ¿Sí? Estupendo; pues aquí nos vemos. ¿No? No os preocupéis: lo volveremos a intentar.