Ya llegan los calores, y como cada año por estas fechas los Ferrero Rocher desaparecen de las estanterías, los góticos comienzan su migración anual a remotas tierras del norte y las cortinas para puertas comienzan a mirar de reojo a las ventanas.

Es que la relación entre puertas y ventanas es como entre perro y gato o el lunes y el viernes: no se pueden ver pero se necesitan mutuamente.

Las puertas se quejan de que las ventanas están siempre vestidas con cortinas bonitas y de que pasan la vida mirando el paisaje, mientras que ellas se tienen que contentar con ver a tu cuñado afeitándose.Cortina de tiras de fibra

Pero ahora las puertas empiezan a dar envidia a las ventanas, porque con nuestra nueva gama de cortinas para puerta, las puertas van a dejar de tener sus marcos más vacíos que un plató de Sálvame de vida inteligente.

Estas nuevas cortinas de latiendawapa también se llaman cortinas de tiras, cortinas de flecos o cortinas de hilos, que no vamos a discutir por el nombre.

Cortina de tiras para puertaPero el caso es que llegan para vestir las puertas como un día de sol llega para vestir tu estado de ánimo. Son cortinas cuya misión es dividir, decorar y alegrar.

Sirven para separar ambientes, aunque a medias, porque separan sin cortar el contacto acústico y visual. O sea: viene siendo como si te enfadas con un amigo pero no lo echas del grupo de whatsapp.

También tienen un efecto mágico sobre las moscas, mosquitos y otros molestos bichos similares: allí donde hay una cortina de puerta, bicho que no pasa.

Por eso también las llaman cortinas mosquiteras, que ya véis que tienen más nombres que el santoral.

Tenéis muchas texturas y tipos distintos. Las hay de fibra, de madera natural, de cuentas de resina, plásticas… pero todas muy prácticas y deseando ponerse en medio de vuestras puertas. Aunque mejor las veis todas en el departamento de cortinas de la tienda.