Hay que reconocerlo: la mayoría de los libros no se leen. Por ejemplo, el último libro de autoayuda que te regaló tu cuñada. Es que ¿quién necesitaba “Cien frases en Klingon para la vida diaria”? Menos mal que por lo menos te ayudó a calzar el armario de la abuela.

Por eso hoy os traemos nuestros nuevas  cajas libro, o libros caja decorativos, que tampoco se leen. Pero que por lo menos tienen otras utilidades.Libro caja para guardar objetos pequeños

No os vamos a engañar: en cuanto a literatura, estos libros no son ni la sombra de Dostoievski, Shakespeare o García Lorca.

Con ninguno vas a poder leer cosas como “La noche está estrellada y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”.  Ni te hablarán de lugares de la Mancha ni recordarán que muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el Coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre le llevó a conocer el hielo.

Libros cajaNo. Estos libros no tienen ningún valor literario, y por no tener, es que no tienen ni una sola letra impresa, lo cual los hace muy parecidos al libro de Carmen Lomana. (No en que no tenga ni una letra impresa, sino en lo otro.)

Por eso estos libros caja, o cajas libro, conscientes de que si no tienes nada bueno que decir lo mejor es quedarte callado (o sea, como Mariló, pero al revés) han decidido convertir el espacio que habitualmente está ocupado por un montón de páginas que no se leen en un práctico hueco donde guardar cosas.

Así que ahora ya podrás guardar tus documentos, joyas, billetes de 500 euros y esas cositas que tienes por ahí, y como ya sabemos que los ladrones no leen y nunca van a buscar en la biblioteca, te servirá de perfecta caja fuerte.

Y como hay varios colores, puedes decorar la biblioteca en el tono que prefieras. Los puedes ver en la tienda mientras no se agotenCajas decorativas en forma de llibro