Si la decoración de tus paredes se ve más escasa que el censo de la Antártida, deberías preocuparte. Y ponerles un buen reloj de pared. O varios. Porque a las paredes hay que mimarlas.

De lo contrario cualquier día se mosquean y se van, y de repente estarías cenando al lado del vecino, durmiendo al raso por la noche, y como te quedarías sin sitio donde pegar los post-it, te olvidarías de comprar en el supermercado, con lo que morirías de inanición.

Reloj de pared estilo vintage

 

Menos mal que latiendawapa llega a tiempo de evitar tantos desastres, gracias a los nuevos relojes de pared que os presentamos hoy. Pero antes os proponemos una rápida encuesta: ¿qué le pondríais a una pared vacía para decorarla?

  1. Un reloj bonito
  2. Un reloj bonito
  3. Un reloj bonito

Si habéis elegido un reloj bonito, habéis acertado. ¡Enhorabuena! Ehhh… bueno, sí, todas las respuestas eran iguales ¿también os habéis dado cuenta vosotros? Era por hacéroslo más fácil.Reloj de pared color crudo

El caso es que estos relojes de pared que os traemos se van a llevar con vuestras paredes mejor que Marco con su mono Amedio. Son relojes de gran porte y que van a hacer que vuestras paredes parezcan salidas de los salones de Sissi Emperatriz.

Redondos o cuadrados, con estilos más o menos clásicos y acabados naturales o estilo envejecido, estos relojes tienen su propio lugar en el olimpo de la belleza. Justito al lado de Scarlett Johansson y el gol de Iniesta en la final del mundial.

 

Reloj de pared redondo

 

Eso sí: sólo sirven para decorar y dar la hora; no les pidáis que hagan cosas inteligentes como otros relojes, porque entonces se ponen nerviosos y tampoco es plan.

Búscalos en el departamento de decorar paredes de la tienda. Y si ya se han agotado, siempre tienes otros relojes y cosas chulas para decorar tus paredes.

Reloj de pared de 75 cm