Ir a la playa es un plan de cine. Especialmente si estás en Puerto Vallarta con una piña colada en la mano, un cocotero dándote sombra y el yate fondeado en la bahía. (Ya sabes que el dinero no da la felicidad, pero la financia).

Y para ese plan de cine necesitas una silla de playa, pero no una cualquiera. Necesitas una silla plegable del estilo de las de los directores de cine. Una silla de cine para un plan de cine.Silla playera y de camping

La llamamos silla de playa, pero también es una silla de camping, silla de terraza, silla plegable o simplemente, una silla. Porque sirve para todo y da igual para qué la uses.

Como los mejores inventos, es de una gran sencillez. No te la comprarás por su tecnología ni por su diseño vanguardista: de hecho, tiene la tecnología de una cuchara de palo y su mecanismo es tan sencillo que hasta Paquirrín sabría usarla.

Silla plegableTe la comprarás porque ninguna otra silla te permite sentarte cómodamente, encasquetarte una visera, pegarle un sorbito al combinado, estirar los brazos formando un cuadrado con la mano para elegir el encuadre preciso y ordenar: “¡acción!”

Aunque estés en la terraza de tu casa, con vistas al patio interior.

Cómo mola.

Y después podrás incluso gritar “¡corten!” y “¡toma buena!”. O mejor aun, si se trata de tus vacaciones y estás en Puerto Vallarta, podrás decir “¡hay que repetir!” (cien veces.)

Además, le hemos pintado un ancla para que presumas de lobo de mar. Ya ves que no le falta nada.

Estas sillas multiusos te acompañarán todo el año, incluso cuando se haya acabado la temporada de playa. Mientras no se agoten las puedes comprar pinchando en el enlace de abajo.

Ver las sillas.Silla de playa o camping