Bien, veo que hoy va de orden, ¿no?

Lo has adivinado: hoy traemos una nueva serie de cajas de ordenación combinables, en varios tamaños y estampados, para habitaciones y armarios.

¡Estupendo! Mira, yo busco algo, concretamente, para ordenarme las ideas.

Hhmmmm… pues para eso no van a servir… estas cajas ordenan muchas cosas, pero ideas, de momento, no. Aunque están en ello. ¿Has probado con un psicólogo?

Caja de ordenación para habitaciones de los niños¡Ni que me hiciera falta! Pues sí que estamos bien…

Bueno; tampoco ordenan sacerdotes ni sirven para restablecer el orden constitucional, por ejemplo.

Pero prueba a ordenar ropa, cachivaches, juguetes y demás y ya verás como son más útiles que un bote de bronceador en Adán y Eva.

Ordenar y decorar para ellas es tan natural como para un finlandés ganar un rally. De hecho, han sido nombradas Hijas Predilectas de los Armarios, con Medalla de Oro al Mérito Ordenativo incluida.

¡Caramba! Con ese currículum, cualquiera se les resiste. Tendré que ponerme a ordenar.

Por supuesto; el desorden en casa es muy peligroso. Vamos, que lo siguiente más peligroso es ponerte una cobra de fular. Estas cajas son rígidas y resistentes, y además, plegables. Con diferentes estampados, y cada estampado, en tres tamaños. Con cremallera superior y frontal y visor incluido… ¿qué más quieres?

Pues que me digas en dónde las puedo ver y comprar.

Muy fácil: siguiendo este enlace:

Ver las cajas en la tienda.

Y si se han agotado, en el departamento de ordenación siempre hay soluciones para ordenarlo todo.

Menos las ideas.

Exactamente: para ordenarlo (casi) todo.