Auque no lo creáis, las cortinas de baño para bañera y ducha (valga la redundancia) han formado parte de muchos momentos estelares de la Humanidad.

La primera vez que ocurrió fue cuando Marco Antonio entró sin llamar en el cuarto de baño de Cleopatra en el preciso momento en el que la bella faraona estaba tomando un baño. Y diréis… ¡si en aquella época no había cortinas de baño!

Pues precisamente por eso. Al no tener cortina, Marco Antonio vio lo que vio, la naturaleza siguió su curso, pasó lo que pasó y la Historia cambió para siempre. Todo por no tener cortina.

Cortina de bañera de tela impermeable

 

Ya más recientemente en el siglo XX Hicthcock nos demostró que como realmente mola un psicópata con un cuchillo es si interpones una cortina de ducha entre él y su víctima. Es que no hay color (y eso que la peli era en blanco y negro).

No sólo éstos: ha habido muchos otros momentos estelares detrás de las cortinas de baño, pero no los conocemos precisamente por eso. Porque han ocurrido detrás, y nos los hemos perdido.

Lo cual demuestra la importancia de tener una buena, chula y decorativa cortina para la bañera. Como las de latiendawapa, que nos llegan todas sin excepción llenas de originalidad, de color, de alegría y con un jamón de pata negra de regalo con cada una (bueno, esto último no).

Cortina de ducha de tela

 

Son lavables, ligeras, bonitas y rejuvenecerán tanto a tu cuarto de baño que no te extrañe que te pida el chupete.

Si quieres ver un montón de cortinas de baño muy chulas puedes hacer dos cosas: puedes llamar y que te pasen con el sr. Google, y si no está muy ocupado le puedes preguntar a él.

Pero lo más fácil es que las veas en latiendawapa, pinchando en este botoncito tan majo que nos hemos currado justo aquí abajo:

Este es el botón tan majo para ver las cortinas de baño

Cortina de ducha de tela