Tenemos que ser sinceros: si os dijéramos que nuestros topes decorativos sujetapuertas y cojines cortavientos son lo más bonito del mundo, mentiríamos. Porque que sepamos, ya han existido algunas cosas tan o más bonitas, como por ejemplo Ava Gardner, el Jaguar E y la extra de Navidad.

Pero aun a pesar de eso, y después de ver este precioso perrito sujetapuertas de arriba, no me digáis que no es una monada…

Cierto es que no hace cosas típicas de perros como alegrarse cada vez que te ve sin ningún motivo en particular, o ladrarle al programa de centrifugado de la lavadora. Pero por otro lado tampoco huye despavorido cuando pones la aspiradora ni se irá corriendo detrás de este gato:

Tope para puertas

 

Quien, a su vez, tampoco necesitará un cajón de arena para hacer sus cositas, básicamente porque la arena ya la lleva dentro, como todos los topes decorativos para puertas: así son más pesados y no se mueven del sitio. Además, no se va por los tejados y posiblemente sea el único gato del mundo que no ha grabado un vídeo en YouTube.

Aunque si no queréis inmovilizar las puertas con figuras podéis optar por los cojines alargados paravientos o cortavientos. Para que entendáis lo que es, vienen siendo como un fuet gigante, pero sin colesterol. Un gran tubo de tela relleno de fibra y arena, que además sirve para varias cosas, igual que un cuñado informático.

Topes para puertas

Por un lado lo puedes colocar en las puertas para que no pasen las corrientes, que es para lo que ha estudiado la carrera, pero también hace un estupendo cojín de cuello, cómodo y relajante.

Y como simple complemento decorativo, sin pedirle nada más, no tienen rival. Por ejemplo, como esta adorable fila de perritos de aquí abajo.

Si este post ha conseguido desatar en vosotros la irrefrenable y apasionada necesidad de haceros con un tope decorativo para puertas, no os preocupéis: están sólo a un clic de distancia, pinchando aquí.

Tope sujetapuertas