¡Vaya! Parece que hoy va de puffs pera, ¿no?

Pues no exactamente. Va de personalización, que no es lo mismo.

Ah, vale. Y eso viene siendo…

Pues escoger las cosas a tu gusto. Por ejemplo, es como si te vas a echar novio y lo quieres con la cuenta corriente de Amancio Ortega, el cerebro de Woody Allen y el físico de George Clooney.

Yo soy más de Scarlett Johansson…

Pues lo mismo da. Lo quieres, lo tienes. Con los puff pera y el resto de puffs blandos de latiendawapa, es así de fácil. Los puedes escoger con la combinación de colores que quieras. Dices: quiero una tira de color blanco y otra de color rojo, y zás, listo. O quiero dos tiras rojas y dos verdes, pues también te lo hacemos. O quiero los colores de mi equipo: hecho.

Puff pera dos colores

 

O sea, que los puffs personalizados son algo así como el monstruo de Frankenstein… lo haces como quieres.

Exactamente, pero en bonito y sin tuercas. Y además, mucho más cómodos y decorativos. Si se fija, tiene su lógica: si no hay dos personas iguales, tampoco debería haber dos puffs iguales.

Bueno; personas iguales sí que hay dos: Hernández y Fernández.

Claro, y por eso no usan puffs. Ellos se lo pierden. Pero ya veo que lo va pillando. Por ejemplo, aquí le ponemos algunos ejemplos de combinaciones de puff pera en dos colores. Por eso los llamamos bicolor, que viene de color, que significa color, y bi, que significa espectacular en klingon occidental. Aunque son sólo ejemplos; el límite es la imaginación.

Puff pera personalizable

Sí, si bonitos son. Y estoy pensando que como tengo la decoración más aburrida que sentarse a ver crecer una estalagmita, voy a pensarme una combinación de colores rompedora. Aunque imagino que serán mucho más caros que los puffs lisos…

Cómo me gusta que me haga esa pregunta. Porque nuestros puffs personalizados se fabrican a medida pero cuestan igual que los lisos ¿qué le parece? Y ya puestos, pregúnteme por favor en dónde se pueden encargar, y así ya vamos cerrando este post.

Vale… esto… ¿en dónde se pueden encargar?

Pues por ejemplo los puffs pera, aquí, y los puffs blandos en general, en este otro aquí.