Ahora que en nuestro parlamento hay tanta variedad de colores, estilos y peinados, nuestros puffs arcón plegables no quieren ser menos y se han puesto el vestido ácido.

Y no es que los puffs plegables no tuvieran suficiente variedad, porque el catálogo de nuestros puffs arcón es más grande que la lista de canciones del verano de Georgie Dann.

Ya sabéis que teníamos puffs arcón estampados, grandes y pequeños, y también puffs lisos de colores “serios”. Estos últimos son muy útiles y prácticos, pero reconozcámoslo: han nacido para ser sobrios, como si estuvieran destinados a vestir habitaciones de notarios y señores con corbata.

Puffs plegables doble ancho

Por eso ahora llega ahora para completar la gama un grupo que estaba sin representar. Una minoría rebelde de puffs que quieren llegar a tu decoración como el grupo mixto llega al Parlamento: para ofrecer alternativas poco convencionales, llenas de colores ácidos y atrevidos.

Si los puffs serios fueran un ñu, los puffs de colores ácidos serían el león que se los come con patatas. O para que lo entendáis mejor, si los puffs serios fueran un árbol frutal, los puffs ácidos serían un árbol brutal.

Son algo así como hacer rock’n roll con violonchelos, o mojar los cereales con ginebra. Poco convencional, pero efectivo.

Puffs arcón pequeños

Con ellos conseguirás un gran y útil espacio de ordenación, además de un asiento auxiliar improvisado, cómodo y mullido. Pero sobre todo vas a conseguir una decoración que destaque y que te llame a voz en grito; un antídoto contra el aburrimiento.

Nueve de cada diez notarios entrevistados reconocieron que los usan en la intimidad, pero que en la Notaría prefieren los otros, para guardar las apariencias.

Estos nuevos colores y todos los demás puffs los podéis ver, con todos sus detalles, aquí:

en el departamento de puffs de la tienda

Que os gusten, y disfrutar del finde, que se presenta soleado.