Todas las cortinas nacen con un gran problema existencial: no se sostienen solas. Vamos, que intentar mantenerlas por sí mismas en el aire vendría siendo más difícil que construir una casa con blandi-blub o llegar a un acuerdo de gobierno.

Hay otra posibilidad: que seas Embrujada y las mantengas colgadas con un simple movimiento de nariz. Entonces no es necesario que sigas leyendo, pero en caso contrario… vas a necesitar una de nuestras barras extensibles para cortinas.

Como decíamos, las cortinas dependen de las barras como Supervivientes depende de la audiencia, Del Bosque depende de Sergio Busquets y la nata depende de las fresas.Barra extensible de cortina dorada

Y no importa que sean buenas o malas, feas o bonitas, magníficas o cutres: dependen tanto de la barra de cortinas, que hasta Amaral les dedicó aquella canción de “Sin ti no soy nada”.

Sirven para sujetar, pero no sólo; además, decoran. Y decoran, eso sí, con elegante discreción, sin querer quitar el protagonismo al actor principal, que es la cortina. Claro que a veces pasa como en el cine y es el actor secundario el que lleva el Oscar.

Pero en general su papel es como el de los buenos árbitros: consiguen hacer mejor el partido, pero sin que se note. Y sin que nadie le miente a la madre.

La principal virtud de estas barras de cortina es que son extensibles. Es decir, que se adaptan a la ventana en lugar de al revés. No tiene nada de extraño: también los partidos políticos se adaptan a las necesidades de los ciudadanos y no al revés (disculpad, es que hoy le hemos echado anís a los cereales del desayuno).Barra extensible de cortinas acabado metal

Como decíamos, al ser extensibles estas barras de cortina se adaptan al centímetro al tamaño que precises. Se podría decir que son barras marxistas, pero no al estilo de Karl, sino de Groucho, cuando decía “estos son mis principios; si no les gustan, tengo otros”.

Pues las barras extensibles, igual: esta es mi longitud; si no te gusta, tengo otra. Y otra. Y otra. Hasta que te quede una colocación perfecta.

Nuestros modelos de barras de cortina extensibles abarcan desde 120 cm hasta 3 metros. Y tienes barras sencillas, pero también dobles, para colocar cortina y visillo en la misma instalación.  Y muchos acabados y texturas.

Pero mejor los detalles los puedes comprobar visitando en la tienda el

departamento de barras de cortina.

Aquí os dejamos algunos ejemplos de los últimos modelos recibidos. Que os gusten y buen finde.