Los relojes de pared de los que os hablamos hoy nos sugieren profundas reflexiones. Porque parece que en esta época que vivimos tenemos una irrefrenable necesidad de saber la hora a cada momento. ¿Y para qué? nos preguntamos. Porque si lo pensamos bien, no es necesario en absoluto.

Por ejemplo: la hora de rascarte es cuando te pica. La hora de la siesta, después de comer, y la hora de comer, cuando tienes hambre. La hora de divertirse es siempre. Y la de aburrirse, cuando ponen Supervivientes.Reloj de pared redondo granate

La hora punta es exactamente cuando sales con el coche. La hora de salir del trabajo… de ésa nunca te despistas. La hora de pagar impuestos nunca llega, siempre y cuando te llames Messi. La Hora Chanante ya no existe. Y la hora de la verdad… esa no la dicen los relojes.

De modo que ¿para qué necesitas un reloj? Tenemos que reconocerlo: los relojes de pared se han vuelto superfluos. Entonces, ¿por qué los seguimos colgando de las paredes?

Tu pared te pide un reloj

Para responder a esta pregunta nos hemos ido durante un mes a un monasterio budista, hemos pasado dieciocho horas al día meditando en la postura del loto y la conclusión que sacamos es la siguiente: vaya dolor de espalda.

Pero además, hemos encontrado la respuesta: los seguimos utilizando por que tu pared te lo pide. Por la decoración. Porque se han convertido en una necesaria belleza innecesaria.Reloj de estilo antiguo para pared

Porque una pared sin reloj es como un concursante de Gran Hermano sin tatuajes o como una novia sin ramo de flores: son complementos tan inútiles como imprescindibles. Sí, es una paradoja, pero el mundo está lleno de ellas, como cuando bebemos cerveza sin alcohol o decimos realidad virtual.

En nuestro departamento de decorar paredes puedes encontrar muchos relojes de pared, uno para cada necesidad. Para salones, habitaciones o cocinas, redondos, cuadrados y ovalados, de colgar, de pegar…

Salvo que todos tienen números y agujas, cada uno es, como se suele decir, de su padre y de su madre, pero todos han venido al mundo con la misma intención: hacer tu pared más bonita.

E incluso, por qué no, decirte la hora.

Aquí los puedes ver: Ir a ver los relojes de pared de latiendawapa