Hay que admitirlo: lo único que hacemos al cabo del día con más frecuencia que cazar Pokemons es mirarnos al espejo. Por eso necesitamos desesperadamente en nuestros hogares y dormitorios espejos de cuerpo entero, para suelo, puerta o pared.

De hecho, lo único que necesitas más desesperadamente que estos espejos es que empiecen las vaciones de agosto de una *** vez.

Pero diréis ¿realmente hay requisitos de uso para mirarse en un espejo de cuerpo entero? Pues sí: los sabios de latiendawapa han descubierto que aunque a primera vista parece sencillo, la cosa tiene su miga.

Por ejemplo, lo primero que hay que tener es cuerpo, lo cual excluye a varios trillones de neutrinos. Ya sabéis que los neutrinos son partículas que, a diferencia de Paquirrín, no tienen masa, por lo que no necesitan espejos, ya que nunca tienen nada que ponerse.Espejos de puerta o de pared

Si no eres un neutrino el segundo requisito es tener el cuerpo entero, lo cual suele ser bastante fácil si no eres Luis XIV después de la Revolución Francesa, o una lagartija después de que el niño haya estado jugando a quitarle el rabo.

Espejos para cuerpos serranos

Pero una vez superados estos requisitos pueden surgir otros inconvenientes. Si eres un ornitorrinco, verte de cuerpo entero te puede ocasionar un susto de muerte, porque no sabías que eras tan feo. Y si eres un escarabajo pelotero el espejo te va a recordar que tu oficio es una m***, e igual te deprimes.

Así que para verse en un espejo de cuerpo entero es conveniente ser un mamífero superior, como Scarlett Johansson, por ejemplo. (No te preocupes, que no tienes que ser exactamente igual: es sólo un ejemplo).

Dentro de los mamíferos superiores excluimos a las jirafas porque no caben de alto, a los elefantes porque no caben de ancho y al Cuerpo de Bomberos porque ya se ven estupendamente en esos calendarios que hacen, tan incendiarios, paradójicamente.Espejos de pie

Excluimos también a Pau Gasol por lo mismo que a las jirafas, a los luchadores de Sumo por lo mismo que a los elefantes y a Danny de Vito porque le iba a sobrar medio espejo.

Espejos de colocación mural, puertas o suelo

Si a estas alturas sigues en la lista… no cantes victoria todavía, porque los espejos necesitan una de tres cosas para colocarse: una puerta, una pared o un suelo. Si no tienes por lo menos una de ellas, es que o bien eres un ectoplasma o un anacoreta, y entonces tampoco te hará falta un espejo.

Y ahora ya sí, finalmente puedes ir a latiendawapa y seleccionar un precioso espejo. Para colocar en el suelo, para colgar de las puertas o para colocar en la pared, pero todos pensados para que te veas como te mereces: con tu cuerpo serrano de la cabeza a los pies y que los demás rabien.

De envidia.

Si pinchas en las fotos grandes puedes acceder a cada producto respectivo, y si no, en el departamento de decoración de latiendawapa puedes navegar buscando estas y otras muchas cosas chulas.