¡Noticia bomba! 2016 se acaba. Bueno… en realidad ya estaba previsto desde hace casi un año, así que igual no es para tanto.

Sea como sea, el cambio de año siempre es un buen motivo para echar la vista atrás (eso sí, teniendo cuidado con esa farola que tienes delante) y revisar lo que ha sido tendencia en la decoración durante este año.

Es que decorar con estilo, frescura y economía parece fácil pero tiene su aquél.

Alfombra bambú salón 170x230

Porque hoy en día nos hemos acostumbrado a vivir en mundos maravillosos donde los manantiales fluyen límpidos y cantarines, las mariposas vuelan de flor en flor y nosotros correteamos por los prados acariciados por los rayos del sol mientras nos embriaga el aroma del azahar y el murmullo de los arroyos.

Lo malo es que en cuanto se acaba el anuncio de champú… ¡plop! volvemos a la realidad. Y la realidad nos aguarda con una casa que queremos decorar de la manera más cómoda, práctica y bonita posible. Y desde luego, eso no es tan fácil como en los anuncios.

Alfombra PVC gris

2016: el año de la decoración de los suelos

Por eso nos preguntamos: ¿qué hemos aprendido en 2016 sobre decoración? Le hemos preguntado a nuestros expertos y eruditos, que nos han contestado con tres palabras llenas de sabiduría: “Yo qué sé”.

Así que mejor para contestar esa pregunta hemos efectuado un repaso por nuestro blog, donde aprendimos que en primer lugar, en este año 2016 le hemos prestado mucha atención a la decoración de los suelos.

Alfombras vinílicas variadas

Porque ha sido el año en el que las alfombras de vinilo, hasta ahora un tipo de alfombras marginal o elitista, destinada a decoraciones de tipo industrial o underground, ha dado el salto al mainstream.

Para que nos entendáis, es como pasar del gallinero al patio de butacas, como saltar del grupo mixto al banco azul, o como pasar de segunda división a ganar la Champions en la misma temporada.

Alfombra sintética de vinilo

Las alfombras vinílicas crecen en colores y texturas

Y ello ha sido posible gracias a que su gama de texturas y colores se ha ampliado para cubrir casi cualquier necesidad. Las alfombras vinílicas, de PVC o sintéticas son ahora son un recurso prácticamente universal para vestir cualquier suelo, sin que importe qué tipo de decoración tengas.

Y como sirven para exterior, hasta Bob Esponja las podría tener en su jardín de algas.

Las hay de colores vivos o de colores apagados; en escala de dorados y arenas o de grises y marrones industriales; con acabados lisos o texturados… pero todas ellas compartiendo las mismas virtudes que ya son legendarias: su resistencia infinita, su durabilidad de eras geológicas y su extraordinaria facilidad de limpieza.

También hemos prestado atención a los pasillos, que requieren atención aunque los solemos tener más olvidados que los móviles con teclas.

Y para ellos hay alfombras pasilleras de formato alargado, entre las que destacamos las de bambú, porque son finas, antideslizantes y con muchos colores para integrar la decoración de tu pasillo con la del resto de la casa.

Alfombra de pasillo de bambú

Las alfombras de bambú, con más texturas y colores

También las alfombras de bambú han sido protagonistas este año, en otras dos vertientes: colores y texturas.

Las gamas de colores se han ampliado para que sea cual sea el lugar del acoiris en el que vivas tengas tu alfombra de bambú a juego, ya que la variedad de colores va aproximadamente desde el infrarrojo al ultravioleta, pasando por el infinito.

Así, tenemos un color para cada estado de ánimo: desde tonos vivos y luminosos, casi tropicales, hasta negros o grises que buscan contrastes en decoraciones minimalistas, pasando por soluciones intermedias. Una auténtica escalera de color, que, como todas las escaleras, acaba y empieza en el suelo.

Colores de alfombras de madera

Consiguen un efecto muy natural, nada extraño si tenemos en cuenta que al fin y al cabo son alfombras de madera. De hecho, para ver algo más bonito, fresco y natural tendrías que ver a Scarlett Johansson recién duchada y sin maquillar.

Y respecto a las texturas también aumenta la variedad, porque cuando las alfombras combinan el bambú con hilo trenzado pueden formar casi cualquier combinación de diseños y colores. Tantas como para volver loco a cualquier camaleón.

Alfombra láminas bambú estrechas

Y tanto éstas como las de láminas lisas tienen el mismo denominador común: son finas, son ligeras, son fáciles de limpiar.

Que es lo que deberíamos repetir como un mantra cuando buscamos alfombras para complementar nuestras decoraciones actuales, del mismo modo que que cuando buscamos pareja le pedimos que reúna belleza, inteligencia y un sueldazo.

Al menos, con las alfombras sí que tendremos éxito…

Busca el aspecto práctico de las alfombras infantiles y juveniles

Para acabar con los suelos, también hemos hablado de alfombras de algodón, trotonas y lavables, en las que el aspecto práctico convive con el color y la alegría, del mismo modo que la fiesta de Fin de Año convive con la resaca de Año Nuevo.

Constituyen una manera sencilla e informal de vestir los suelos habitaciones infantiles y juveniles en las que ni siquiera la abeja Maya echaría de menos ningún color.

Alfombra natural y económica

Y cuando se pongan un poco feas, a la lavadora y ya tienes alfombra nueva.

Como nos hemos extendido mucho con los suelos, en la siguiente entrega seguiremos hablando de cómo hemos decorado en 2016 analizando decoración de paredes, mobiliario auxiliar, ordenación y otras cosas para la casa.

Alfombra de algodón azul