La puffificación es el arte de decorar nuestros hogares de manera útil y decorativa, valga la redundancia, con los diversos tipos de puffs.

Porque los puffs son una de las maneras más versátiles para amueblar y complementar nuestro hogar.

La puffificación aún no es deporte olímpico, pero por si acaso lo incluyen en la próxima olimpiada no está de más conocer este gran recurso de la decoración que, por el motivo que sea, solemos desaprovechar.

De hecho, para encontrar un recurso más desaprovechado tienes que irte a McLaren con Fernando Alonso.

Descubre la puffificación

En este post te vamos a desvelar algunas de las cosas que los distintos tipos de puffs pueden hacer por tí y por tu decoración.

Puff con arcón en tono beige

Tres tipos de puffs para múltiples utilidades

Los puffs son una de esas cosas que vienen por tríos, como los cerditos, las carabelas y los tristes tigres.

Porque podemos distinguir tres categorías básicas:

  • Por un lado tenemos puffs blandos, como por ejemplo los clásicos e incombustibles puffs pera.
  • Por otro encontramos a los puffs rígidos tipo baúles con estructura de madera.
  • Y por último están los puffs plegables, lisos o estampados, con revestimiento de polipiel.

Estas tres categorías no son excluyentes entre sí, de manera que los puedes combinar juntos sin ningún problema. Es como si tu decoración te dijera “¿nunca quisiste hacer un trío?” Y claro… ¿cómo le vas a decir que no a eso?

Arcones rígidos

Puffs arcón plegables, cuando el orden te ayuda a decorar

Los puffs arcón plegables son como los lienzos de la ordenación; son las obras de arte moderno del almacenamiento doméstico, el expresionismo colorista de la decoración, el poema visual del orden en la casa.

Con su gran superficie estampada y su forma de paralelepípedo (no, un paralelepípedo no es una especie de ave palmípeda) cuentan con una gran presencia visual, que, si la aprovechamos bien, nos pone la decoración con más glamour que un concierto de Benyonce.

Puff plegable con arcón

Están fabricados con el alma, aunque también llevan piel sintética, y aspiran no sólo a llenarse las entrañas devorando todos esos objetos que llenan nuestras casas y muchas veces ni siquiera sabemos para qué, sino que como asientos auxiliares que son, además están deseando que les pongas el trasero encima.

Y eso no te lo permite cualquiera.

Puff plegable estampado

Los estampados de fantasía son la norma de este tipo de puffs plegables: esta libélula, por ejemplo, tuvo que venir desde el país de las Hadas para hacerse la foto, y luego se ha vuelto volando.

Y al lado tenemos un ejemplo de cofre del tesoro, casi literalmente.  Es otro ejemplo de la variedad decorativa que nos ofrecen este tipo de puffs.

Puff plegable con baúl

¿Motivos surferos? Pues también. Con su variedad de diseños, no hay tema que quede fuera del alcance de los puffs, ni decoración que no podamos ajustar a nuestro gusto.

Ya se ve que se cayeron en la marmita del diseño cuando eran pequeños.

Puff plegable estampado

Si hablamos del aspecto práctico, además de servir como baúl y como asiento, este tipo de puffs son plegables, de manera que si alguna vez no te hacen falta los doblas, los guardas dentro de la tapa y si te he visto no me acuerdo.

Otra cosa es que te dé remordimiento dejarlos allí, solitos, en el fondo del armario…

Puffs con arcón rígidos, el clasicismo de la ordenación

Si los puffs plegables nos ofrecían sinfonías de brillantes estampados de polipiel, modernos y llenos de fantasía y color, los puffs arcón rígidos han decidido coger otra autopista, pero no menos aburrida: el estilo clásico.

Este tipo de baúles con asiento auxiliar son de carácter más tranquilo y de temperamento más discreto: no les pidas estridencias porque se ponen nerviosos, ya que lo suyo es decorar de manera reposada pero estable, pensando en el largo plazo, que ya sabemos que de todo nos acabamos cansando.

Pero no creas que son sólo una cara bonita, a pesar de su estructura de madera y sus forros de tela de varias texturas. Porque también ofrecen tanto espacio interior que no te extrañe que un día te encuentres un Sputnik orbitando en sus profundidades.

Con variedad de modelos y diseños, suelen venir en juegos de dos o tres unidades, encastrables para reducir el espacio de almacenamiento cuando no se necesiten todos.

Puffs blandos, cuando la comodidad encontró a la decoración

Los puffs blandos nacieron el día en el que en la comodidad le dijo a la decoración: ¿bailas, guapo? Y lo siguiente que ocurrió fue que nació el puff pera, o el puff por antonomasia (qué rayos querrá decir antonomasia).

El puff pera es el máximo exponente de los puffs blandos, pero no está solo, sino que viene acompañado de muchos otros modelos, porque, como la Pitufina, pertenece a una gran familia.

Puff pera blando
Puff pera
Puff polipiel y porexpán 60 cm

Puffs redondos, puffs con respaldo o reposapiés, nos ofrecen múltiples utilidades y variantes, bien como asiento principal, como asiento auxiliar o para ofrecer un descanso para poner los pies en alto.

Ya ves que el universo de los puffs es tan complejo que haría falta un Centro de Interpretación para abarcarlo todo. Pero sea como sea, seguro que alguna de las distintas variantes puede hacer mucho por tu decoración.

¡Empieza a puffificarte!

Puffs pera, con arcón y plegables