Es un hecho: la decoración con motivos basados en la cerámica, inspirados en diseños clásicos de azulejos y baldosas es una tendencia que se ha puesto rabiosamente de moda.

¿Y en qué consiste?

Pues en decorar distintos accesorios y complementos del hogar y de mueble auxiliar con estampados, diseños y motivos de inspiración cerámica, alicatándolos hasta el techo como si estuvieran fabricados con los baldosines más auténticos y tradicionales.

El estilo cerámico aplicado a la decoración

Así pues, los estampados inspirados en baldosas, azulejos y pavimentos de estilo antiguo campan por sus respetos. Aunque al principio nos parezca un poco raro, este estilo decorativo tiene varias ventajas:

Puff arcón cerámico o de azulejo

Para empezar, como no son realmente de baldosa ni de azulejo, estas cosas de casa no pesan ni se pueden romper, y esos gastos y disgustos que te ahorras.

Biombo decorado

No hacen falta albañiles para instalar y decorar la casa con estos complementos de decoración, así que también te ahorras varias cajas de cerveza y no tienes que limpiarlo todo varias veces al día.

Alfombra con estampado de baldosa

Hace posible que la cerámica decore de manera original y alternativa, estando presente en ambientes y accesorios en los que por su naturaleza no podría estar.

Nuevas posibilidades para la decoración

Y no podría estar porque la física tiene sus leyes, que hacen que los cuerpos densos como los seres humanos, o incluso Donald Trump, nos tengamos que desenvolver por fuerza en medios menos densos que nosotros, como el aire o el agua.

A la inversa, tampoco podemos desenvolvernos en medios más densos, por eso no podemos atravesar una pared o las obras completas de Proust (la única excepción es lo que hace Messi con las defensas contrarias).

Puff con estampado de baldosas
Alfombra auxiliar estampada

Por eso el efecto de imitación de cerámica nos abre nuevas posibilidades, para que este tipo de diseños se pueda desenvolver con brillantez en la decoración de nuestras casas, ya que de la cerámica toma el alma y el espíritu, pero dejando la piedra, que pesa mucho.

¡Que vivan los azulejos!

Es natural que los diseñadores de hoy se hayan fijado en los diseños cerámicos clásicos y tradicionales.

La cerámica y la baldosa son uno de los inventos más antiguos de la humanidad (más antiguos de hecho que las que las cintas de casette) y a través de los siglos se han creado tantos y tan bonitos diseños que constituyen una fuente de inspiración intemporal para el diseño.

Puff arcón plegable

Dentro de esta tendencia hay varios complementos que se destacan, abrazando con fuerza la decoración con motivos cerámicos. Como por ejemplo:

Alfombras estampadas de algodón

Las alfombras con estampado imitando baldosa son una ironía de la vida. Es como cuando la naturaleza imita al arte.

Porque si lo pensamos bien, no hay lugar más natural para ver un estampado imitando a un suelo de cerámica que en una alfombra. Es como si estuvieras poniendo un pavimento embaldosado pero por alfombra interpuesta. Y sin picar.

Es como si la alfombra fuera un trampantojo de lo que podría haber debajo, en el suelo. O es como si el suelo se pusiera una careta de sí mismo.

Sea como sea, cuando estos diseños se colocan en alfombras de algodón, finas, naturales y resistentes, el resultado son suelos llenos de vida y originalidad.

De hecho, para ver algo más original tienes que irte al músico aquél que cuando se desmayaba, en lugar de volver en sí volvía en Sí Bemol.

Puffs arcón y baúles de ordenación

Estos puffs arcón plegables también tienen el alma de cerámica, como si se tratara de baúles esculpidos en piedra.

Pero además tienen como oficio el orden, como vocación la utilidad y como extra la comodidad.

Parecen sacados de una vieja iglesia o haber servido para guardar los pergaminos de El Nombre de la Rosa, pero no: decoran nuestras casas del siglo XXI con la misma naturalidad y elegancia con que un guepardo caza una gacela.

Los biombos también quieren

Hay más accesorios de decoración y muebles auxiliares que han atendido la llamada del efecto cerámica, como por ejemplo los biombos, esas versátiles piezas con forma de Z que han nacido para separar los ambientes y dividir los espacios con un gran lienzo estampado y muchísimo estilo.

Por ejemplo, aquí tenemos algunos modelos que han ido a la escuela de cerámica cuando eran pequeños, y además, por lo que se ve, debían sacar muy buenas notas.

También debieron recibir educación caleidoscópica, ya que muchos de los motivos están tan llenos de fantasía que parecen como vistos a través de un caleidoscopio. O eso, o vistos a través de alguna sustancia ilegal.

Y las cortinas de baño no quieren ser menos

Incluso las cortinas de baño y ducha se han contagiado de la decoración de estilo cerámico, como demuestran estos modelos que nos traen el alma de azulejo, aunque infinitamente más barato y fácil de instalar.

Hay modelos como este último, con composiciones más complejas, pensado para decorar el baño con más clase que un Bugatti y más utilidad que un plátano con cremallera.

En resumen, así es la decoración con efecto cerámico: otra manera de decorar nuestros hogares de manera original y alternativa.