La decoración no descansa.

Es un ser vivo que nace, crece, se transforma y nunca muere, buscando siempre la mejor manera de convertir nuestras casas en hogares.

Por eso año tras año seguimos perfeccionando nuestra decoración buscando la belleza en nuestras casas. Porque la decoración va de conseguir la belleza a través de las cosas de casa.

Así que vamos a repasar por temas un año de novedades y tendencias en la decoración, con el primer capítulo de

Así hemos decorado en 2017.

1. Alfombras prácticas

Las alfombras son a la decoración lo que la masa es a la pizza: la base, el sustento, los cimientos.

Y del mismo modo que no puede haber una pizza buena sin una buena masa, no hay decoración que se precie sin una buena base de alfombras.

Tenemos en este blog predilección por las alfombras prácticas. Y eso nos lleva a varios tipos que combinan la economía de compra y la facilidad de mantenimiento con la calidez y la decoración.

Lo resumiríamos en dos axiomas:

I. En decoración, las alfombras no deben ser parte del problema, sino de la solución.
II. Las alfombras serán prácticas o no serán.

Alfombras recicladas

Dentro de las alfombras sintéticas, las alfombras de plástico reciclado han llegado con fuerza este 2017. Y no es por casualidad, sino porque combinan en una sola pieza varias virtudes.

Son recicladas, reciclables, ecológicas y fáciles de limpiar, por citar algunas características. Pero es que además te alegran el día con sus alegres y variados trenzados y sus colores intensos. Y apostamos a que serán tendencia para 2018.

Alfombras de vinilo

Las alfombras vinílicas y de PVC han dado este año un gran salto adelante, con la incorporación de nuevas texturas, trenzados y colores que las llenan de variedad.

Ya han dejado de ser alfombras para usos muy específicos para convertirse en alfombras universales, para decorar cualquier lugar de la casa de manera cálida y solvente. Y aún veremos crecer las gamas en 2018.

Alfombras de bambú

Las alfombras de bambú son un clásico que siempre ponemos en nuestra lista porque es la alfombra práctica por excelencia.

Porque no existe otro tipo de alfombra en el mercado que sea a la vez tan natural (al fin y al cabo, es de madera), económica, versátil y fácil de mantener. Y con colores y medidas para cualquier suelo.

Y aún hay más: estos son algunos ejemplos de alfombras prácticas que nos ha dejado 2017.

2. Triunfa el estilo industrial

Si hablamos de estilos de decoración, el estilo industrial se consolida como tendencia, que vendrá aún más reforzada para 2018.

El estilo industrial no consiste en que de repente nos queramos ir todos a vivir a una fábrica lóbrega y sombría de la época de Dickens, sino todo lo contrario.

Es la conjunción de determinados elementos como la madera y el metal, principalmente, pensada para hacerlos hablar y decorar de manera urbana, adulta y contemporánea.

Un estilo auténtico

Se podría decir que el estilo industrial, más que un estilo de decoración, es un estado de ánimo. Es como pedir más Breaking Bad y menos Disney, como cocinar sustancioso pero sin salsas.

Se suele decir que es un estilo austero, pero no estamos de acuerdo, porque su austeridad se basa en renunciar a lo superfluo, manteniendo la base.

Por eso le gustan tanto los materiales básicos como el metal y la madera.

Complementos y mueble auxiliar

El estilo industrial nos da una gran variedad de complementos: desde decoraciones de pared como apliques y espejos y cuadros, hasta grandes y vistosas lámparas.

Y en mueble auxiliar, desde cajoneras y aparadores hasta estanterías.

Y todo ello destilando el estilo que ha triunfado en 2017 y que seguirá dando mucha guerra en 2018.

3. ¿Te gustan los cactus?

El año en que los complementos de decoración se llenaron de cactus.

Que vivan los cactus

Los diseñadores de cosas de casa y complementos de hogar se parecen a nuestros políticos en que siempre están discurriendo algo.

Pero a diferencia de ellos, la mayoría de sus ocurrencias son felices.

Como ejemplo, esta temporada hemos visto aparecer como leitmotiv del diseño de cosas de casa los cactus, y lo han hecho a lo grande, siendo protagonistas en multitud de superficies, complementos y objetos de decoración.

Cactus para todo

Los cactus han decorado 2017 de múltiples formas. Como topes de puerta decorativos, por ejemplo. Y también como puffs.

Como modelo para decoraciones de pared no tienen rival. Y en estampados de cojines. O como réplicas artificiales de plantas.

¿Y por qué gustan tanto? Porque son los únicos cactus que no pinchan: hasta puedes aposentar las posaderas encima de un puff cactus y salir indemne.

Y porque son una preciosidad (técnicamente se dice una cucada).

4. Decoración de pared a lo grande

Nunca hubo tantas y tan variadas opciones para decorar la pared.

Si hay un apartado de la decoración que haya salido de 2017 reforzado, vitaminado y mineralizado es la decoración de pared.

Porque este año hemos visto multiplicarse las opciones para vestir nuestras paredes, hasta el punto que se les ha puesto la misma cara que a un cocodrilo cuando le pasa por delante la migración anual de los ñús.

El reino de los espejos

No es que los espejos de pared se hayan inventado este año, pero sí que hemos visto diseños exuberantes, espejos de fantasía y todo tipo de formas y colores, todos con el mismo fin: llevarte la luna a casa.

De metal, de madera, en relieve, con pedrería… este año los diseñadores se han ganado el sueldo, aumentando la creatividad exponencialmente (no le hemos preguntado qué desayunan, por si acaso).

Apliques de pared

Si quieres sacar a tu pared de la zona de confort, no lo dudes: la solución es un aplique de pared. Y diréis ¿y eso qué es?

Pues del mismo modo que decíamos ¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No! ¡Es Superman!, decimos ¿Es un cuadro? ¿Es un lienzo? ¡No! ¡Es un aplique!

Los apliques de pared son una decoración diferente y alternativa para decorar paredes como un marajah y llevar a tus paredes a nuevos terrenos.

Cuadros de nuevos estilos

Que nunca se nos dé por pensar que está todo inventado, porque la realidad nos demostrará una y otra vez que no. Porque los cuadros de toda la vida también han evolucionado en 2017, ofreciendo alternativas con materiales y texturas diferentes.

Cuadros de metal impreso, óleos con técnica mixta, lienzos fotoimpresos… todo lo necesario para asegurarnos de que tus paredes no se aburren. Y tú tampoco.

Relojes y más

Si no quieres colgar apliques, cuadros o lienzos, no pasa nada: para las paredes este año nos ha dejado tantas soluciones que llenarían el Palacio de Versalles enterito, incluyendo las mazmorras.

Relojes de pared, colgantes de fantasía y, como dicen los pedantes, un largo etcétera de material para dar un chute tal a tus paredes que mejor que no les hagan el control antidoping.

Continuará…