Los cojines de suelo o puffs-cojín empiezan a pedir paso en las decoraciones actuales. Y no es que sean novedad; más bien diríamos que son un ejemplo de decoración nuevo-vieja, o mejor dicho, viejoven.

Es una tendencia vieja porque es más antigua que el Nokia 3310, pero joven porque en nuestras decoraciones aún estamos aprendiendo a disfrutarla.

Sin embargo en otras culturas los cojines de suelo han tenido siempre protagonismo, con independencia de los estilos de vida o de decoración.

Cojín puff

Cojines de suelo, exotismo intemporal

Desde el minimalismo japonés hasta la exuberancia árabe o el colorismo hindú, los suelos de generaciones de seres humanos se han vestido con almohadones, cojines de suelo, puffs de tela y complementos similares.

Por tanto los cojines de suelo ya no son exóticos, sino que los hemos incorporado a nuestros estilos de decoración occidentales, aunque mantengan el espíritu de inspiración étnica.

Cojines puff, decoración desenfadada

Los cojines de suelo o cojines puff son piezas de decoración desenfadada por naturaleza.

No los verás en sitios muy formales, y en las únicas visitas de Estado que se han usado eran cuando el visir de Samarkanda visitaba al emir de Bagdag, viajando, naturalmente, en alfombra mágica.

Y es una pena porque por ejemplo en las reuniones del G7 no estaría de más tener disponibles asientos auxiliares cómodos, bonitos y útiles.

Cojín de suelo

Más que nada por lo típico: que se te presenta Kim Jong-un de improviso y no tienes dónde sentarle.

En cambio, con un gran cojín de suelo ya tienes al pedazo de líder mundial sentado como un señor y entonces ya puedes empezar a negociar si los misiles esto o lo otro con toda comodidad.

Cojín de suelo

Sin bromas, y aunque no te visiten con frecuencia los líderes mundiales, tus amigos, seres queridos e incluso la familia agradecerán que las reuniones ganen en calidez y proximidad si tienes una buena colección de cojines de suelo.

Alrededor de una mesa o formando corro, tanto para estar de tertulia cono para jugar a las cartas o para hacer una ouija, tener grandes cojines individuales acrecienta la sensación de cercanía y calidez.

Cojín para suelo

Alternativa práctica para cambiar la decoración con muy poco

Los cojines de suelo tienen la ventaja de que no suponen grandes hipotecas a la hora de decorar.

Es decir, que a diferencia de un sillón o un mueble grande, que te condicionan la decoración y la distribución del espacio, los cojines de suelo tienen vocación de estorbar lo mínimo.

Ya podría aprender tu suegra.

Por que son portátiles. Porque puedes elegir entre por ejemplo apilarlos cuando no los uses, formando una torre o ponerlos en una esquina para que no molesten.

Pero también los puedes esparcir alrededor de una mesa o encima de la alfombra cubriendo todo el espacio disponible y así consiguiendo un gran cambio en tu decoración con muy poco esfuerzo.

Cojín puff de suelo
Puff cojín de suelo
Puff cojín de suelo

El caso es que no ocupan visualmente en altura; no suponen volumen cúbico que empequeñezca el espacio aunque sí que tienen el suficiente impacto visual para ayudar a mejorar tu decoración.

Esta ventaja de los cojines de suelo se manifiesta especialmente en pisos o apartamentos pequeños en los que meter un mueble más supondría que tendríamos que acabar durmiendo en la terraza.

Cojín de suelo

Ideales para peques y mayores

Por supuesto que a los peques les encantan, pero los cojines de suelo recuperan para los adultos una de las costumbres de infancia que nunca debimos perder: la de sentarnos y tirarnos por el suelo.

Claro que de mayores ya no hace falta que nos machaquemos las rodillas contra el parqué ni que nos apelmacemos ese lugar donde la espalda deja de serlo, porque lo que se gana con los años es la querencia a la comodidad.

Decora y combina con muchos tipos y variedades

Las posibilidades de los cojines de suelo son amplísimas. De hecho, para encontrar algo que dé más juego tienes que irte a Andrés Iniesta.

Por ejemplo, los puedes combinar con cojines de sofá, especialmente si hacen juego. También puedes jugar con el desorden, en función de tus gustos, colocándolos de manera más o menos ordenada o anárquica.

Los tienes con forma de cojín convencional sólo que más grande, los tienes redondos, los tienes con forma de puff o reposapiés, o incluso los tienes gruesos con acolchado firme.

Cojines de suelo y palet

También para pallets

Entre estos últimos también encontramos cojines para pallets, que son cojines de suelo con la medida específica que encaja como anillo al dedo en un pallet para así fabricarnos un sillón práctico y original como pocos.

Cojines de suelo y palet

Ojo al relleno

Si en cualquier cojín el relleno es importante, en los cojines de suelo el relleno es más importante que nunca.

Si es un cojín de suelo cuadrado de formato convencional querremos un relleno blando y esponjoso que se recupere con facilidad y no se apelmace. Para esto los mejores son los rellenos de fibra hueca de poliéster, que es blandito, esponjoso y siempre vuelve a su sitio.

Si es un cojín de suelo tipo puff o tipo cojín para pallet grueso, preferiremos un relleno firme, de algodón, por ejemplo. Un relleno del tipo de los colchones de lana de toda la vida, que ofrecza firmeza y no se hunda pero que a la vez nos permita asentar nuestras posaderas sin que se quejen al cabo de un rato.

Resumiendo: si te hemos encendido una lucecita acerca de lo que los cojines de suelo pueden hacer por tu decoración, nos damos por satisfechos. Ahora solo es que pruebes y decidas cuáles son los que mejor se adaptan a tu decoración.