Si te hablan de cortinas seguro que piensas en cualquier tipo de cortina menos en las cortinas de hilos. Es como si te hablan de fútbol, que enseguida piensas en Messi o Cristiano en lugar de Sergio Busquets.

Y sin embargo a las cortinas de hilos les pasa como a Sergio: que aunque no están permanentemente bajo los focos son extremadamente útiles y versátiles.

¿Qué son las cortinas de hilos?

Pues cortinas, evidentemente. También llamadas cortinas de flecos, cortinas de tiras o cortinas mosquiteras.

Son cortinas formadas por hilos independientes colgados de una tira superior. Son cortinas sin cuerpo sólido, y no queremos decir que estén hechas de aire o positrones, sino que no tienen tejido continuo, que no son opacas y que se puede pasar a través de ellas.

Cortina de hilos gruesa
Cortina de hilos gruesa

Pero no os preocupéis ni llaméis a Iker Jiménez porque no hay nada paranormal en ello. Es su naturaleza, es que son así. Porque ellas lo valen.

Por ejemplo, las hemos visto toda la vida en los bares de carretera, cuando en pleno viaje bajo el sol parabas a comprar un refresco y al cruzar la cortina de tiras recibías el fresquito del interior del bar.

Y ahora se nos ofrecen para que las podamos utilizar en casa, donde nos pueden hacer un buen servicio cuando lo necesitemos.

¿Y para qué sirven?

Hay varios usos que les puedes dar a las cortinas de hilos. Por ejemplo:

Para puertas o arcos

Cortina de hilos

A diferencia de las cortinas convencionales, que están destinadas a vestir ventanas, las cortinas de hilos tienen otros ambientes de preferencia.

Su principal hábitat son las puertas; de hecho podríamos llamarlas cortinas de puerta porque son las cortinas perfectas para las puertas, arcos o vanos que separan habitaciones.

Para ventanas

Cortina de tiras para puertas

No obstante no te harán ascos si las quieres poner en la ventana. Te ofrecerán un cuerpo ligero y una manera casi etérea de filtrar la luz.

Eso sí, ten en cuenta de que pasará mucha más luz que con una cortina convencional, por lo que pueden ser ideales para ventanas en las que nunca dé el sol.

Para dividir ambientes

Cortinas de hilos o tiras beige

Si nos olvidamos de las puertas o ventanas, hay otras ocasiones en las que querrás efectuar una división en una habitación o ambiente.

Los biombos por ejemplo son una alternativa para esos casos, pero en ocasiones no querrás que la división sea tan rotunda. Ahí es donde encajan las cortinas de hilos, haciendo de separador de ambientes ligero.

Vale. ¿Y qué ventajas tienen?

Naturalmente, las ventajas dependen de tus necesitades, porque las cortinas de hilos son un complemento de decoración que busca responder a unos problemas específicos.

Cortina de hilos verde

Dan un toque de ligereza al ambiente

Las cortinas de hilos son un complemento decorativo muy agradecido porque no recarga el ambiente. Son ligeras, tanto visualmente como en la báscula.

En función de lo que las frunzas o aprietes más o menos puedes conseguir mayor o menor densidad entre los hilos y así aumentar o disminuir la opacidad de la cortina haciéndola más o menos tupida.

Dividen pero no cierran

Normalmente tenemos las habitaciones separadas por puertas. Pero hay ocasiones en las que por el motivo que sea maldecimos esa puerta que tenemos que abrir y cerrar un montón de veces al día para ir de una habitación a otra.

Instalar una cortina de hilos en lugar de una puerta en ese caso puede ser una solución muy práctica. Porque basta con colgar una cortina de hilos en un vano para que las estancias queden separadas pero sin la cerrazón que da una puerta maciza.

Cortinas antimosquitos

No dejan pasar los mosquitos

Por eso también se llaman cortinas mosquiteras, porque donde esté una cortina de hilos, las moscas y los mosquitos no pasan.

Aunque les pongas una pistola, es ver una cortina de hilos y se dan la vuelta, como un paraguas en día de tormenta. Palabra. Como la protagonista de “Novia a la fuga”, pero en mosca.

Cortina de hilos verde

Dejan pasar el sonido

Obviamente, las cortinas de hilos dejan pasar el sonido, por lo que no son la mejor opción si el niño está haciendo prácticas de batería.

Pero si no te importa o si incluso prefieres que haya dos habitaciones comunicadas acústicamente, la cortina de hilos es tu aliada perfecta.

Cortina de hilos gruesa azul

Dejan pasar la luz

Si quieres una división que permita el paso de la luz, solo tienes dos opciones: una puerta de cristal o una cortina de hilos.

Y lo mejor de la cortina de hilos es que no se rompe.

¿Y qué tipos hay?

Las cortinas de hilos tienen vocación de discretas y de pasar desapercibidas, pero básicamente las encontramos de los siguientes tipos:

Finas

De hilado fino de poliéster con una cierta separación, que puedes graduar mediante el fruncido.

Cortina de hilos gris

Gruesas

Cortina de ‘bolas’, más gruesa, como una de hilos normal pero con esteroides. Aporta un toque de color y contundencia al estilo de las cortinas de hilos.

Cortina de puerta

Con cuentas o adornos

Una cortina fina con algún adorno, como cuentas insertadas o similar. Es como la básica, pero con un poco de perejil.

Cortina de hilos con cuentas

Ya ves lo versátiles que son las cortinas de hilos. Además, piensa que en último caso también puedes darle algunos usos alternativos:

Por ejemplo, para hacer encaje de bolillos un día que te aburras. Nota: si intentas esto en casa, no te garantizamos los resultados.

Manualidades infantiles. Un día cualquiera, desconéctale la tablet a los peques y dales un bote de macarrones y una cortina de hilos para que hagan una cortina de macarrones insertándolos en los hilos. Tampoco te garantizamos el resultado, pero por lo menos jugarán a algo analógico. Nota: no válido para hacer pasta.