Las alfombras redondas nunca se habían ido, pero ya están de vuelta.

Y diréis: “ya empezamos con paradojas…” Pues sí. Precisamente porque estas alfombras llegan para resolver otra gran paradoja de nuestras vidas: ¿por qué dicen los astrónomos que el Espacio es infinito pero luego en nuestras casas no nos llega para nada?

Mientras los científicos resuelven el problema las alfombras redondas se han anticipado, ya que al no tener esquinas se meten en rincones a los que sus hermanas cuadradas no llegan, porque con sus bordes se pelean con las puertas, con los muebles y hasta con el del butano.

Alfombras redondas
Alfombra redonda en excelente compañía, con mesa redonda y silla de piel de vaca

En cambio estas alfombras se llevan bien con todo el mundo, como Del Bosque y a diferencia de los tertulianos de Sálvame, no se pelean con nadie, que está muy feo.

Y en muchos lugares de la casa sirven para alfombrar suelos de una manera más suave, integradora y aprovechando mejor los espacios que las alfombras cuadradas.

Decíamos que no se habían ido pero que ya están de vuelta, como las oscuras golondrinas, ofreciéndonos múltiples posibilidades e ideas de decoración.

Las alfombras redondas son las alfombras en las que no estás pensando cuando piensas en vestir y decorar suelos. Por alguna razón, cuando queremos alfombrar una habitación o un salón la idea de una alfombra cuadrada nos viene a la cabeza, como si fuéramos refractarios al círculo.

Alfombra de vinilo de colores
Alfombra de colores con puff infantil, combinación perfecta

Las alfombras ideales para mesas redondas

Y es una pena, porque nos perdemos muchas posibilidades. Por ejemplo, si tienes una mesa camilla o una mesa de comedor redonda, te pide a gritos una alfombra redonda.

Bien es cierto que una alfombra cuadrada también cumplirá, pero una redonda hará un matrimonio perfecto con una mesa redonda, como Lopetegui y Florentino, pero al revés.

Alfombra redonda
Alfombra redonda con mesa retro disco de vinilo

Cuando escojamos una alfombra para ir debajo de una mesa redonda, especialmente si es de comedor, debemos cuidar de que la medida sea tal que al retirar las sillas queden encima de la alfombra. Esa sería la medida ideal, sino nos va a quedar corta y nos vamos a arrepentir.

Los rincones son mejores con alfombras circulares

Por algún motivo las alfombras redondas encajan como anillo al dedo en los pequeños rincones. En esos lugares de la casa en donde se hace una pausa y la decoración se detiene como en un remanso.

Lugares de descanso, de reflexión, de juegos o de lectura en los que parece que una alfombra redonda nos crea un espacio reservado más centrado y personal.

Alfombra redonda granate
Alfombras redondas

Estas alfombras pueden acompañar a las mil maravillas a mesas auxiliares redondas y a otros complementos redondos como sillas o puffs.

Es como si la redondez o circularidad se buscara y reforzara a sí misma.

Y es lógico, porque tienen la virtud de “centrar” las cosas; de señalar espacios que tienen un centro y se van abriendo en círculos irradiando su influencia.

Solas o en compañía de otras

Esta es otra gran característica de las alfombras redondas: por algún extraño motivo, a estas alfombras no les molesta la compañía de otras, y es fácil y divertido crear un espacio combinando varias, por ejemplo en habitaciones infantiles o en pasillos a modo de puente.

Alfombra redonda de polivinilo

En cambio, intenta hacer eso con alfombras cuadradas y… como que no. Será cuestión de carácter.

Alfombras redondas por tipos: vinilo

Existen muchos tipos de alfombras, pero queremos mostraros en primer lugar la versatilidad de las de vinilo, que con una enorme cantidad de colores nos permiten componer nuestra alfombra con la imaginación como único límite.

Tienen varias características destacables. En primer lugar, son muy planas y apenas levantan del suelo más que 3 ó 4 mm. Como tienen la base de goma no se mueven. Son súper resistentes y para limpiarlas te vale incluso una fregona, y tira millas.

Alfombras a medida de vinilo
Con las alfombras de vinilo a medida, el límite es la imaginación

Una alfombra redonda de vinilo es perfecta para servir de base a una silla con ruedas en un estudio o lugar de trabajo, por ejemplo.

Porque no se va a deteriorar con las ruedas y creará un espacio perfecto para la silla, que podrás complementar con otra alfombra redonda en otro lado de la habitación.

Hazlas a la medida

Continuando con lo anterior, si además podemos confeccionar la alfombra redonda de vinilo a la medida y a nuestro gusto, diseñada al centímetro exacto y con la combinación de colores que queramos, el éxito está garantizado.

Porque tú sabes mejor que nadie lo que necesitas para ese rincón y es mucho más fácil que tú diseñes la alfombra que adaptarte a lo que encuentres.

Alfombras redondas de bambú

Alfombra redonda de bambú

Las alfombras de bambú redondas son un clásico, que combinan la calidez de la madera con la redondez para crear una alfombra llena de vida y color.

Tienen todas las virtudes habituales de las alfombras de bambú: la ligereza, la resistencia, la calidez, la higiene, la facilidad para limpiarlas y tantas otras. Y son tan gustosas que puedes caminar descalzo sobre ellas sin necesidad de ningún producto del Dr. Scholl.

Y también aguantan sillas con ruedas sin deteriorarse.

Alfombras redondas de hilo: yute y algodón

Alfombras redondas
Una alfombra de yute enrollada como ella sola

Estas alfombras también tienen muchas variantes de materiales textiles orgánicos, como el yute y el algodón. Son alfombras más ornamentales, muchas veces de estilo étnico y colorista, pensadas para alfombrar rincones con calidez y un toque más hippie o naif.

Las mandalas son unas de las combinaciones más utilizadas en alfombras redondas, ya que por definición las mandalas son diseños circulares y radiales, que ocupan toda la alfombra con estampados llenos de encanto.

Y también para el baño

Hasta tu cuarto de baño puede tener alfombras redondas, ya que hay versiones de alfombras muy gustosas de pisar con el pie descalzo, como alfombras de microfibra o de chenilla.

Porque el cuarto de baño tampoco tiene que estar sujeto a la tiranía de las alfombras cuadradas.

Escoger las medidas adecuadas de las alfombras redondas

Para escoger adecuadamente el tamaño tenemos que tener en cuenta que las alfombras redondas no tienen esquinas por lo cual el impacto visual es menor que el de las alfombras cuadradas de la misma medida.

Con una simple operación matemática lo entendemos: una alfombra cuadrada de 2 metros de lado mide 2×2 = 4 m² de superficie. En cambio, una alfombra circular de 2 metros de diámetro tiene una superficie de π por el radio al cuadrado, es decir, 3,14 m².

Alfombras de vinilo redondas
Alfombra, mesa y silla, todo redondo

Eso significa que si queremos igualar el impacto visual necesitaríamos una alfombra de por ejemplo 2,5 m de diámetro, que tendría una superficie de 3,9 m².

Es decir, la misma superficie pero repartida visualmente de otro modo, que al ser redonda y no tener esquinas se ve mucho más integrada y suave a la vista.

Es muy importante tener esto en cuenta, ya que el principal error que se comete al comprar alfombras redondas es escogerlas demasiado pequeñas.

Alfombra redonda con mandala
Alfombra redonda con gran mandala

Ya habíamos hablado en otros posts de alfombras redondas en general y de bambú en particular, pero ahora hemos querido daros una visión más general de lo que se puede hacer decorando suelos con alfombras redondas.

En resumen: en mesas redondas, en rincones, en salones, en habitaciones, en los baños… ya sabes las posibilidades que te ofrecen las alfombras redondas.

Es hora de aprovecharlas, porque tu casa lo vale.