Catálogo de puffs (actualizado)

Esta antigua entrada recogía el catálogo de nuestros puffs, aunque como la gama va actualizándose con el tiempo no hay mejor catálogo que nuestra página de puffs en la tienda, que recoge la gama permanentemente actualizada.

Pero vamos a aprovechar para actualizar el post dándoos una visión de conjunto de la gama de los puffs y de lo que puedes hacer con ellos. También tenéis más información sobre puffs en este blog, que podrás encontrar al final de este post.

Puffs pera de polipiel

Las virtudes de los puffs son tantas que si fuéramos políticos diríamos que son la solución perfecta para las demandas de los traseros de nuestra sociedad; si fuéramos entrenadores de fútbol diríamos que con puffs como estos llegaríamos con seguridad a la final de la Champions y si fuéramos poetas escribiríamos que la delicada textura y su acrisolada gama de colores acaricia nuestros sentidos como un atardecer otoñal.

Pero como no somos nada de eso, simplemente os decimos que todos nuestros puffs, o pouffs, o pufes, que cada cual lo dice a su manera, están pensados para ser útiles y decorar al mismo tiempo. Cada uno en su estilo y respondiendo a su necesidad y utilidad.

Los puffs, además, decoran nuestras casas de manera muy natural, integrándose en la decoración como si fueran de casa de toda la vida, sin extravagancias. Por eso, si no te gustan las excentricidades (como por ejemplo llamarse Danaerys de las Mercedes o Khaleesi de Jesús) un puff es el complemento de decoración perfecto.

Puffs blandos y puffs rígidos

Se pueden distinguir y clasificar los puffs de varias maneras, pero la distinción básica en los puffs es entre blando y duro. Sí, ya lo explicaba Coco de Barrio Sésamo, pero si por algún motivo te perdiste ese programa los puffs también pueden enseñarte la diferencia entre blando y duro, entre rígido y flexible.

Puffs blandos

Los puffs blandos son seguramente lo que tienes en la cabeza cuando piensas en puffs, y más arquetípicamente el clásico, eterno, e incombustible puff pera (el único artilugio de este planeta que tal vez sea más antiguo que Jordi Hurtado).

Los puffs blandos están revestidos de una polipiel altamente resistente y lavable, adaptada a cada necesidad, interior o exterior. Aunque también se hacen con telas estampadas, o con lonetas de diversas calidades y texturas, por ejemplo, para hacer puffs impermeables o de exterior.

Variedad de formas y colores

Respecto a la forma, todo depende de para qué lo queramos o qué parte del cuerpo pensemos apoyar en él. Así, tenemos puffs reposapiés (destinados, lo habéis adivinado, a apoyar los pies) o puffs para apoyar solamente el lugar en el que la espalda pierde su digno nombre, como los puffs compactos redondos o cuadrados.

Son puffs pequeños, compactos y polivalentes, múy útiles para tener como asientos improvisados, alegres y coloristas. Y aunque no está entre sus funciones básicas, se los puedes tirar a alguien sin que haya que lamentar desgracias personales.

Pero si además de esa parte queremos apoyar también la espalda, tenemos una variedad de puffs grandes, pensados para ser un gran asiento completo, con el puff pera a la cabeza, pero no solo; hay puffs que son grandes butacas que no tienen nada que envidiar al sillón de orejas más cómodo que te puedas echar a la cara (o mejor dicho, a la espalda).

Gran puff con respaldo

Respecto a los colores, la mayoría de los puffs blandos tiene una gama de colores tan amplia que parecen una caja de lápices de colores de esas que las abres y vienen los colores ordenados, así tan cromático. Desde luego, colores suficientes para combinar con cualquier color o estilo de decoración.

En resumen, con los puffs blandos tendrás la solución perfecta para sentarte, para apoyar los pies, para los juegos de los niños, e incluso para tener una señora butaca por muy poco dinero.

Y si hace falta, los rellenas

Relleno porexpán para puffs

En todos los puffs blandos el relleno se hace con bolas de poliestireno expandido (esas bolitas blancas que parecen como nieve o corcho) que, técnicamente, llamamos Esferovite (es que mola más) o porexpán.

Si con el tiempo llegan a ceder es muy fácil rellenar con las bolsas de repuesto, que también encontrarás en el catálogo. Para ello todos los puffs cuentan con cremallera para poder acceder a la bolsa interior con comodidad para el rellenado.

Aunque en esos casos es altamente recomendable tener la aspiradora a mano por si hay algún vertido (aunque no te preocupes, no mancha ni moja y es muy entretenido recoger las bolitas que se han escapado rodando por ahí).

Puffs duros o rígidos

Los puffs rígidos tienen características más diversas y hasta dispares, ya que existen casi tantos tipos de puffs como sea posible imaginar.

Un puff rígido o duro es todo aquél accesorio de decoración que tiene como principal finalidad (aunque no única) servir de asiento, individual o doble, de manera portátil, informal y decorativa.

Puff de yute

Los puffs, también soluciones de ordenación

Desde ese punto de vista un baúl sería un puff, y aunque esta definición parezca muy traída por los pelos, hay gamas completas de baúles o arcones que han sido diseñados como puffs, con su tapa acolchada para poder servir de asiento con toda comodidad.

Muchos de estos puffs son también cajas de ordenación, baúles o arcones, incluso muchos de ellos son plegables, ofreciendo un doble servicio y no ocupando espacio cuando no se necesitan.

Baúl de madera tallada

Ofrecen un espacio extra de almacenamiento, lo que nunca viene mal en cualquier casa. Especialmente en las habitaciones, en donde habitualmente encontramos más cosas tiradas por el suelo que dentro de los armarios (y en las habitaciones infantiles y de adolescentes, ni te cuento).

Hay puffs con arcón hechos de madera, de estilo rústico y antiguo, con su punto vintage. También los encontrarás de polipiel estampada, con una variedad temática muy diversa, para decorar a tu estilo.

Compactos, redondos, con o sin hueco...

Los tienes redondos, por ejemplo, con estructura de madera y tapa acolchada, que son como un mixto de cesta de ordenación y puff para sentarse, en una muestra de pluriempleo muy sabia y útil.

También hay puffs compactos, que no están pensados para uso como arcón o baúl porque llevan relleno de algodón y cuyo encanto reside en la decoración y el estilo que aportan a nuestras habitaciones. Los hay con tapizados de tela, de algodón, y también de mimbre o incluso yute.

Dentro de los puffs con arcón incluido encontramos una de las variantes más clásicas de puffs rígidos: el juego de dos o más puffs encastrables. Son juegos de puffs que, en caso necesario, se pueden guardar uno dentro del otro, a modo de muñecas rusas pero en versión ordenación.

Suelen venir con tapizados suaves y tranquilos, vistiendo su estructura de madera firme y resistente. Algunos de estos modelos son de tamaño individual, para que se siente una persona, pero los hay de tamaño doble, aptos para que se sienten dos personas, aunque es recomendable que sean bien avenidas, ya que van a estar muy juntitas.

En resumen, los puffs son uno de los recursos de mobiliario auxiliar más versátiles, polivalentes (o multipropósito, como se dice ahora) que podemos utilizar en nuestros hogares.

Son útiles como asiento auxiliar improvisado, cómodo y resistente. Son útiles como pieza de decoración, aportando colorido, calidez y combinando con nuestra decoración. Son también útiles como cajas de ordenación.

Son tan buenos que serían, sin duda el yerno perfecto. Pero como no nos podemos casar con ellos, por lo menos vamos a sacarles partido en nuestras casas.

Y si te quedas con ganas de más, aquí tienes algunos enlaces con más información sobre puffs:

Deja un comentario

Doy mi consentimiento para el tratamiento de la información solicitada y acepto la Política de privacidad.

Responsable del tratamiento: latiendawapa C. B. E27804285. Finalidad: gestionar tus comentarios. Legitimación: consentimiento. Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Derechos: acceso, rectificación, portabilidad, olvido. Contacto: en blog[arroba]latiendawapa.com. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.