Guía de remates de alfombras a medida (para no acabar locos de remate)

Ya has elegido tu alfombra a medida: has visto si la prefieres con o sin pelo, has seleccionado cuidadosamente el color, el tono, la textura, las medidas… y crees que ya está todo hecho.

Pues hay muchas posibilidades de que no sea así, ya que tal vez no te hayas dado cuenta de las diversas posibilidades de acabado o remate de las alfombras a medida.

Alfombra a medida con remate de hilo

Así que, para no acabar locos de remate, que bastante locos estamos ya, vamos a explicar en esta guía práctica los principales tipos de remates que existen para alfombras a medida y los que son más indicados para cada tipo de alfombra.

Alfombra a medida remate hilo
Alfombra a medida con remate cinta
Remate con dobladillo y fieltro

Así que vamos ya a examinar los principales tipos de remates o acabados de alfombras a medida.


1. Alfombras a medida sin rematar

Nuestro primer remate es… las alfombras que no se rematan. Parece un contrasentido, pero no. Porque existen dos motivos básicos para no rematar una alfombra:

  • que no necesiten remate,
  • o que sean para enmoquetar.

En este último caso no hay nada que rematar, pero has de tener en cuenta que si los bordes no quedan protegidos por el rodapié o similar se podrán deshilachar.

Alfombra a medida sin remate

Alfombras a medida que no necesitan remate

En este caso encontramos alfombras que han sido concebidas para colocarse en suelo directamente al corte, porque su material, textura y naturaleza lo permiten. Porque no se deshilachan y el resultado visual es óptimo sin remate de ningún tipo.

De estas, los tipos más comunes son:

Alfombra de vinilo a medida

Las alfombras vinílicas llevan la capa de vinilo trenzado pegada mediante termosellado a la base de goma, de modo que el borde está garantizado para no deshilacharse ni siquiera bajo las condiciones más duras (están certificadas hasta para uso industrial intensivo).

Alfombra vinílica redonda

Pero si no se rematan no es solo porque no lo necesiten, sino porque visualmente una alfombra de vinilo al corte es mucho más atractiva y auténtica que si le colocáramos una cenefa de tela, por ejemplo.

El acabado al corte refleja el auténtico carácter de estas alfombras y cualquier otro tipo de remate sería traicionar esa personalidad, además de añadir un elemento que es más frágil que la propia alfombra y que se estropearía mucho antes.

Pero sí que es posible rematarlas con cenefas del mismo material, de modo que podemos crear alfombra de vinilo a medida como más nos guste: de un solo color, al corte, con una cenefa de otro color combinando, o incluso con una doble cenefa o cenefa interior que la haga más viva y barroca.

Alfombra vinilo sin remate
Alfombra vinilo remate con cenefa
Alfombra vinilo doble cenefa

Alfombras a medida al corte con base de goma o fieltro

Las alfombras con base de goma o fieltro son flexibles y llevan el pelo adherido a la base de modo que esta queda oculta y no se ve bajo ninguna circunstancia.

Suelen ser lavables en lavadora, lo cual es una gran ventaja. Pero lo mejor es su simplicidad, ya que nos permiten decorar con el color y la textura sin más complicaciones, consiguiendo efectos visuales muy limpios.

Alfombra con pelo sin remate
Alfombra lavable al corte
Alfombra al corte sin remate

Recomendado para:

Alfombras a medida al corte que no necesiten remate y de las que queramos realzar su diseño limpio y sencillo.


2. Alfombras a medida con remate de ribete de hilo

El remate de alfombras con ribete o festón de hilo es el más común, con gran diferencia.

Y por muchas buenas razones: siempre queda bien, se integra a la perfección con la mayoría de tejidos y materiales y conjunta a la perfección con el color y textura de la alfombra.

Remate de ribete sobre alfombra de lana
Remate con festón de hilo
Remate con ribete de hilo

Muchos acabados con ribete de hilo tienen vocación discreta, de modo que no roban protagonismo a la alfombra a medida, quedando en segundo plano.

No obstante, hay acabados con ribete de hilo más llamativos, que pretenden realzar la alfombra a medida aportando color, textura y un borde más ancho y destacado. O bien entrar en conjunción con el diseño, reforzándose mutuamente en una bonita simbiosis.

Fino o grueso, multicolor o discreto, el ribete de hilo es un valor seguro para la mayoría de alfombras a medida.

Remate con festón de hilo grueso
Remate con hilo multicolor

Recomendado para:

  • Para todo tipo de alfombras de pelo, tanto largo como corto.
  • Perfecto también para alfombras de nudo como polipropileno.
  • En ribete ancho queda particularmente bien en alfombras de lana a medida.

3. Alfombras a medida con remate de cinta

Después del ribete de hilo, el remate con cinta es el que más posibilidades aporta a las alfombras a medida.

La variedad de acabados de cinta es enorme, ya que jugamos con diversas variables:

  • Color: tantos colores como te imagines.
  • Textura: hay cintas lisas, en espiguilla, tipo antelina, de algodón, de poliéster, de PVC…
  • Ancho: cinta fina, mediana, ancha, extra ancha…
  • Resistencia: hay cintas para uso normal o reforzadas para exterior o gran tránsito.
  • Visibilidad:  existen incluso remates con cinta que quedan semi ocultos a la vista bajo el pelo de la alfombra.

Ya ves que desde una fina y delicada cinta de antelina hasta una ancha y resistente cinta de poliéster o PVC, las posibilidades pueden ser incluso abrumadoras.

Remate con cinta fina
Remate con cinta ancha
Remate con cinta de poliéster

Si te ocurre que la variedad de cintas te supera, vete a lo sencillo: en caso de duda, la que más iguale el color y realce el diseño de la alfombra será la buena.

No es el momento de hacer experimentos, ya que las alfombras a medida hay que pensarlas bien antes de mandar cortar. En caso de duda, la tienda (nosotros mismos) estaremos encantados de asesorarte y enviarte imágenes de composiciones con los colores reales.

Remate con cinta oculta o escondida

Una variante del remate con cinta es el remate con cinta oculta, que suele sustituir al ribete de hilo en las alfombras de pelo. Dependiendo de la longitud del pelo se puede ver más o menos. Visualmente se ve como un ribete muy discreto que asoma por debajo del pelo.

Remate con cinta oculta
Remate con cinta oculta

Le da otro empaque a la alfombra, es más resistente que el ribeteado y normalmente se elige una cinta del color más parecido a la alfombra. Queda muy natural, con una elegancia discreta.

Recomendado para:

  • Alfombras de nudo de polipropileno.
  • Alfombras de lana.
  • Alfombras de pelo corto.
  • Ribete con cinta oculta: alfombras de pelo de cualquier grosor.

No recomendado para:

  • Alfombras de pelo largo (excepto la cinta oculta).
  • Alfombras de polipropileno, sisal o yute.

4. Alfombras a medida con remate con dobladillo

Hay alfombras a medida que admiten el remate mediante dobladillo, sin festón ni cinta, simplemente doblando los bordes de la alfombra y rematándolos mediante costura (la mayoría de las veces invisible) o colas especiales. Normalmente suele llevar una cinta de refuerzo en el reverso, de modo que es un acabado muy robusto.

blank
Remate de alfombra con dobladillo y fieltro
Remate con dobladillo y fieltro

Este dobladillo puede incluir o no algún extra como una base más acolchada o antideslizante, como luego veremos.

Los acabados con dobladillo no casan bien con alfombras gruesas, por razones obvias, a no ser que la diferencia de grosor entre los bordes doblados y el cuerpo se iguale con alguna base como el fieltro o similar, para que la alfombra no quede a dos alturas.

Este tipo de remate concentra toda la fuerza visual de la alfombra en el color y la textura, ya que la vista no tiene un punto de referencia como la cenefa. Si eso exactamente es lo que buscas, este acabado es para ti.

Remate con fieltro y dobla
Remate con dobladillo

Las alfombras demasiado duras o poco flexibles tampoco son muy indicadas para el dobladillo, mientras que alfombras finas y flexibles como trenzados de chenilla por ejemplo son muy apropiadas para este acabado.

Recomendado para:

  • Alfombras finas.
  • Aquellas alfombras de pelo a las que queramos añadir una base extra, de fieltro o antideslizante.

No recomendado para:

  • Alfombras gruesas (excepto aplicando base de fieltro).
  • Alfombras de trama dura o poco flexible.

Más opciones de acabado: fieltro o base antideslizante

Las alfombras a medida se pueden encargar con más opciones, y añadir una base extra es una de las principales.

¿Y para qué querríamos añadir una base adicional a nuestra alfombra a medida? Por dos motivos principales.

El primero es aumentar la altura y con ello el confort, mediante el añadido de una base de fieltro al reverso de la alfombra. En ese caso tendremos una alfombra más gruesa, de pisada más blanda, que ayudará a aumentar el confort de pisado y el aislamiento acústico.

Alfombra a medida con base de fieltro
Remate de alfombra con dobladillo y fieltro

En segundo lugar podemos añadir una base antideslizante, para los casos en los que queremos asegurarnos de que nuestra alfombra a medida vaya a quedar completamente pegada al suelo, sin moverse del sitio, para evitar tropezones, resbalones y percances inoportunos.

  • La base antideslizante es compatible con prácticamente todos los tipos de alfombra.
  • La base de fieltro es recomendable con acabados tipo dobla, ya que va a aumentar el grosor de la alfombra.

Recomendado para:

  • Alfombras finas.
  • Aquellas alfombras de pelo a las que queramos añadir una base extra, de fieltro o antideslizante.

No recomendado para:

  • Alfombras muy gruesas.
  • Alfombras de trama dura o poco flexible.

Asesórate y consulta los acabados recomendados

Cada modelo de alfombras a medida incluye en su ficha los acabados posibles y recomendados por el fabricante. No obstante, hay tantas variantes que es posible que algunos modelos no tengan publicados todos los acabados posibles.

Alfombra polipropileno remate de cinta
Alfombra polipropileno remate con ribete
Alfombra polipropileno remate dobla

No dudes en consultar y contactar con la tienda en caso de duda, no solamente los acabados posibles, sino los específicamente recomendados por el fabricante para cada modelo. La mayoría de modelos se diseñan con un acabado en particular como referencia, aunque en última instancia tu visión y gusto personal será el que decida.


También te puede interesar…